2.2. Pruebas

A continuación, deberás diseñar los retos que deberá superar tu alumnado, los cuales estarán adaptados al nivel o edad de tu grupo y con una dificultad progresiva durante el juego. Te recomiendo que las pruebas sean variadas en cuanto a tipología y que cada una tenga 2 partes:

  • Hoja 1: Número y título de la prueba o explicación. Según la edad, puede contener una imagen que aclare las instrucciones.
  • Hoja 2: Material para resolverla.

NOTA: Algunas pruebas pueden precisar elementos físicos como una linterna, un rotulador especial, una lupa, etc. para realizarlas o superarlas. Es interesante remarcarlo, o bien de forma oral durante el juego, o bien añadiendo alguna pista en las hojas escritas.

En el primer ejemplo que puedes ver a continuación, el alumnado tiene las dos hojas con la descripción de la prueba y el material para superarla.

En el segundo ejemplo, el alumnado tendría la primera hoja y la segunda podrías repartirla tal cual o recortar cada palabra.