1.5. Teoría de los jugadores: el equilibrio lúdico

Como ya hemos explicado anteriormente, un Breakout es una experiencia de aprendizaje lúdico en el cual las personas participantes juegan en equipo. Por ese motivo, este último apartado lo vamos a dedicar a hablar sobre la importancia de equilibrar los grupos a la hora de realizar cualquier actividad lúdica en nuestra aula (o fuera de ella).

A la hora de organizar a nuestro alumnado en equipos, solemos tener en cuenta diferentes aspectos como los niveles educativos, la edad, el sexo de los participantes, sus intereses, etc. dependiendo de si queremos grupos homogéneos o heterogéneos. En momento más lúdicos, estas consideraciones también suelen acatarse pero nos olvidamos de algo muy importante: cómo actuamos delante de un juego. Igual que con nuestra personalidad “del día a día”, cuando jugamos tenemos una personalidad lúdica, aquella que sacamos durante un juego y que nos define como una persona más competitiva, más relajada, etc. Las teorías de los jugadores hablan sobre este aspecto imprescindible a tener en cuenta a partir de ahora en tu aula.

Existen varias teorías sobre los jugadores, pero hablaremos sobre la de Richard Bartle, escritor inglés y profesor universitario especializado en videojuegos y mundos virtuales, además de diseñador de juegos multijugador. Cuando jugamos, cada persona actúa de una forma concreta, mostrando, así, una personalidad lúdica que nos define. Este hecho nos permite observar una serie de comportamientos que podemos agrupar en categorías. Dicho de otra forma, existe una clasificación de los diferentes perfiles de jugador conocidos durante el desarrollo de cualquier juego. La Taxonomía de Bartle es una de ellas, aunque no la única y es interesante investigarlas para obtener otros puntos de vista.

Según Richard Bartle, los jugadores pueden clasificarse en 4 grupos:

KILLERS

ACHIEVERS

EXPLORERS

SOCIALIZERS

  • Killers (asesino/a): su meta principal es competir y ganar a toda costa.
  • Achievers (triunfador/a): su meta es ganar consiguiendo todos los ítems posibles (puntos, niveles, objetos…) para ser reconocido/a.
  • Explorers (explorador/a): su meta es descubrir secretos, encontrar objetos perdidos, investigar; les gusta ir por libre.
  • Socializers (socializador/a): su meta es interactuar con otras personas y disfrutar del momento social más que del juego en sí.

¿Por qué es importante la Teoría de los jugadores?

  • Proporciona información sobre la personalidad lúdica de nuestro alumnado.
  • Descubre un nuevo aspecto a tener en cuenta a la hora de organizar equipos en nuestra aula, no solo considerando los niveles educativos, sexos, edad, conocimientos, etc.
  • Permite equilibrar los equipos para que cada niño/a tenga su lugar en el juego y puedan sentirse parte de él, colaborando activamente.
  • Ayuda a diseñar propuestas lúdicas adaptadas a nuestro grupo.
  • Promueve el autonocimiento y el trabajo de la autoestima para fortalecer o mejorar algunos aspectos de la personalidad lúdica (ej. si mi perfil es killer, puedo trabajar la paciencia, el saber perder, etc.).

Aquí hemos resumido la Taxonomía de Bartle para centrarnos en los aspectos que nos conciernen más a la hora de diseñar un juego para el aula, pero te invito a que sigas investigando por tu cuenta y conozcas más a fondo cada perfil de jugador, ya que te va a permitir personalizar mejor tus propuestas.