1.2. Gamificación: Qué es

Una de las primeras y más reconocidas definiciones sobre Gamificación es la de Sebastian Deterding, investigador y diseñador de experiencias para promover el bienestar humano. Para Deterding, “la gamificación es el uso de elementos del diseño de juegos en contextos que no están relacionados con el juego“.

Oriol Ripoll, especialista en juegos, profesor de la Universitat de Girona (UDG), de la Escola de Noves Tecnologies Interactives de Barcelona (ENTI) y autor de diversos libros sobre juegos, nos ofrece una definición más concreta: “Gamificar consiste en hacer vivir experiencias de juego en un entorno no lúdico“.

Si nos centramos en el ámbito educativo, podemos concretar nuestra definición de manera que consideremos que “gamificar implica diseñar experiencias de aprendizaje para que sean vividas como un juego”.

Por lo tanto, un Breakout no deja de ser una experiencia de aprendizaje que es vivida como un juego y por eso tiene esta relación directa con las gamificaciones.

No detallaremos mucho más sobre las gamificaciones, pero es importante destacar que estas suelen planificarse a largo plazo y tener una duración de un mes, un trimestre o todo un curso. En cambio, un Breakout tiene una duración de 1 sesión.